envejecimiento-de-la-piel

Consigue evitar el envejecimiento de la piel

A pesar de que el envejecimiento de la piel es algo inevitable, empieza a producirse a partir de los 25-30 años, hay maneras de ralentizar este proceso. Los motivos principales por los que se produce este deterioro son tres: degeneración de las estructuras dérmicas, la renovación celular cada vez es más lenta y la disminución de las sustancias de soporte.
Vamos a ver algunos consejos que se podrán aplicar en el día a día para cuidar la piel de manera eficaz, tanto en el exterior como en el interior, ralentizando al máximo el envejecimiento de la piel.
1 – La piel no deja de ser el reflejo de nuestra salud, por lo que se ve muy desmejorada cuando surgen problemas de nutrición. De ahí la importancia de tener unos hábitos alimentarios correctos, lo que implica el descenso en el consumo de azúcares y grasas.
2 – El estrés, y más si es crónico, juega un papel muy importante en el envejecimiento prematuro. Esto se produce al sintetizar una hormona llamada cortisol. ¿Consecuencias? Una piel apagada, con pérdidas de elasticidad y manchas.
3 – Aunque no lo parezca, el consumo de alcohol y tabaco puede provocar una serie de cambios en el ADN. Estos cambios se manifiestan, con el tiempo, con un envejecimiento prematuro de la piel, por lo que es más que aconsejable la disminución del consumo de estas dos sustancias nocivas.
4 – Dependiendo del sitio donde vivas, tendrás que tener más o menos cuidado con factores externos. A muchas personas no les queda otra que aprender a convivir con estos factores ambientales adversos, como pueden ser la humedad, el viento o los climas secos. Pero no solo los factores naturales, la contaminación de las grandes ciudades también puede afectar de manera muy negativa al envejecimiento de la piel, ya que sustancias como el benceno o el arsénico está presente en el humo de los vehículos a motor.
5 – Uno de los mayores responsables, sospechoso habitual en este tipo de casos, es el sol. El astro rey que tantas cosas buenas nos aporta, en este caso juega en contra de la salud de nuestra piel. La exposición excesiva a las radiaciones UV acelera el envejecimiento y puede provocar cáncer.
Recuerda evitar tomar el sol en las horas centrales del día, usando siempre un protector adecuado según el fototipo de piel de cada persona y renovándolo cada dos horas. En caso de duda no olvides que nuestros profesionales de la farmacia te pueden aconsejar sobre el producto que mejor se adapte a ti y tu piel.

Deje un comentario

Su email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

Puede usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>